Domingo, 16 - Diciembre - 2018 19:08 h.

El Tiempo

2018: Perspectivas de la Economía marroquí

Acaba este año 2017, la economía marroquí con un crecimiento previsto de 4,1%, una inflación del 1,6%, y una tasa de paro del 10%, lo que lo sitúa en uno de los mejores años, pese a las dudas sobre el déficit comercial, que deja a fecha de hoy unas reservas de divisas para afrontar casi 6 meses de importaciones. 

Acaba este año 2017, la economía marroquí con un crecimiento previsto de 4,1%, una inflación del 1,6%, y una tasa de paro del 10%, lo que lo sitúa en uno de los mejores años, pese a las dudas sobre el déficit comercial, que deja a fecha de hoy unas reservas de divisas para afrontar casi 6 meses de importaciones. 

El déficit comercial tiene 3 variables que habrá que vigilar: la producción de cereales, el precio del barril de petróleo y la demanda interna de bienes de consumo. Sobre la primera la previsión es que se alcanzarán los 33 Millones de quintales, lo que no cubrirá la fuerte demanda interna. Sobre esta cuestión habrá que tener en cuenta que sigue en vigor unos derechos aduaneros del 30%, lo que haría encarecer los precios de tan importante materia prima y su impacto en la inflación. 

Sobre el precio del petróleo, el ejecutivo tiene una previsión de un precio del barril en 65$, pero en el contexto de fuerte demanda internacional, es previsible de que evolucione negativamente el precio del barril. 

La situación del déficit fiscal para el año que comienza, será positiva por el incremento de los ingresos fiscales por la fuerte demanda interna, y por la reducción de los gastos presupuestarios, aunque sobre estos últimos, podría haber cambios si aumentan las tensiones sociales. 

Por último, las perspectivas sobre las exportaciones ya sean de cítricos como de fosfatos son positivas. Se prevé un crecimiento en cítricos frescos de un 12% y de transformados del 10%. En los fosfatos la previsión es que crezca a buen ritmo, más de un 20%, pero lo hará con precio de referencia de 80$, es decir un 23% menos que en años anteriores. Para compensar la caída de ingresos la apuesta se centra en los fertilizantes fosfatados, que deberían crecer un 15% a un precio de 370$ la tonelada. Por destinos la ya sabida caída de exportaciones hacia China será compensada por la de India; el resto de los mercados se comportarán de forma similar. 

En resumen se anticipa un buen año para Marruecos, pero habrá que vigilar la campaña agrícola, el precio del barril de petróleo y la demanda interna.