Domingo, 24 - Septiembre - 2017 05:12 h.

El Tiempo

Los españoles, segundos del mundo que más intercambian su casa para viajar gratis

España es el segundo país del mundo que más utilizada el intercambio de casas como alternativa a la forma tradicional de alojarse en vacaciones, sólo por detrás de Francia, según datos de la comunidad líder  de intercambio de casas GuesttoGuest.

En ese sentido, esta nueva tendencia es ya una de las opciones preferidas para este verano y  ya hay más de 33.000 viviendas españolas inscritas en plataformas de intercambio como GuesttoGuest.    

Por comunidades destacan Andalucía (7500 viviendas), Cataluña (7300), Comunidad Valenciana (4500), Comunidad de Madrid (3600) e Islas Baleares (3400).

Las ciudades españolas que más turistas reciben a través de esta modalidad turística son Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Granada.  

En pleno debate sobre la necesidad o no de regular los negocios basados en la economía colaborativa, el intercambio de casas en España está experimentando un notable crecimiento ya que supone una opción legal, segura y gratuita de alojarse sin las desventajas que otras plataformas de alquiler están presentando actualmente, incluyendo impuestos, prohibiciones y otros problemas legales.  

El concepto del Intercambio de casas a través de GuesttoGuest es muy sencillo Un sistema de ‘GuestPoints’ que permite viajar dónde y cuándo quieras. Los GuestPoints se consiguen principalmente alojando a otros miembros de esta ‘red social’ en tu casa.

Estos GuestPoints podrán ser utilizados a su vez en casa de cualquier otra casa dada de alta en la red.  

El ahorro es el motivo principal por el que los usuarios optan por el intercambio vacacional; ya que esta forma de viajar permite ahorrar alrededor del 30% del presupuesto total del viaje y destinarlo a otros usos.

Asimismo, la seguridad es uno de los elementos a tener en cuenta ya que las opciones de ‘Seguro y Fianza’ permiten intercambios con todas las garantías. Además del ahorro, más allá de esto los usuarios valoran la experiencia de poder vivir como la gente local; disponer de una casa con personalidad, situada en un barrio que les permite vivir como los habitantes de esta ciudad y meterse en la piel de otra familia durante unos días.  

‘Estamos convencidos de que la práctica del intercambio de casas está llegando a un punto de inflexión y pronto se convertirá en la gran tendencia turística. En dos años planeamos tener más de un millón de viajeros organizando sus vacaciones a través del intercambio de casas’, explican Emmanuel Arnaud y Charles-Edouard Girard, fundador y CEO de la compañía.