Saturday, 21 - July - 2018 02:00 h.

El Tiempo

La fábrica de aviones Junkers vuelve a la carga

99 años después del bautismo en el aire del Junkers F 13, su réplica histórica ha  quedado certificada una vez más. 

99 años después del bautismo en el aire del Junkers F 13, su réplica histórica ha  quedado certificada una vez más. 

Hace 100 años, la fascinación de Hugo Junkers con los vuelos, la ciencia aeronáutica y la posibilidad inminente del transporte aéreo público inspiraron su diseño y producción en serie del primer aeroplano completamente de metal del mundo, el Junkers F 13.

El avión demostró ser uno de los hitos más significativos en la historia de los viajes aéreos.

Hoy se anuncian dos notables logros en la reconstrucción de este tipo de aeroplano: el fundador del programa e inversor, Dieter Morszeck, se enorgullece en anunciar que tras la terminación de las extensas pruebas de vuelo, el avión ha quedado certificado.   

La construcción, completamente de metal, del F 13 original fue revolucionaria. 

La construcción de la réplica nos obligó a volver a aprender técnicas de construcción olvidadas que empleaban aluminio corrugado.

Bajo la supervisión de la Oficina Federal Suiza de la Aviación Civil (BAZL), nuestros ingenieros y artesanos de este campo lograron que un pedazo de la historia de la aviación fuera gradualmente volviendo a la vida. 

Se procuró transigir con la tecnología moderna lo menos posible. Por ejemplo, se incorporaron frenos y amortiguadores hidráulicos en el tren de aterrizaje.  La búsqueda de un grupo electrógeno fiable dio como resultado la instalación de un motor radial ‘Wasp Junior’ R-985 de Pratt & Whitney, de 450 caballos de potencia, que se sigue usando en todo el mundo. 

Otro reto fue el primer vuelo: ya no quedaban pilotos con experiencia previa en el F 13, que podrían haber informado de las calidades de vuelo del F 13. No obstante, todo salió perfectamente, e incluso quedaron sorprendidos con el fácil manejo del F 13. 

Hay nuevos planes para incluir una producción a pequeña escala como respuesta a la demanda individual del mercado, aprovechando la experiencia obtenida en la construcción de este primer aeroplano.