Sunday, 23 - September - 2018 18:10 h.

El Tiempo

Tres falsos mitos sobre las camas que hay en los hoteles

La mayoría de los huéspedes de un hotel cree que una cama cómoda es la característica “más importante” en una habitación. Sin embargo, no siempre los mejores hoteles tienen las camas más cómodas, o humildes establecimientos a pie de carretera cuentan con las peores. Un estudio desmitifica tres creencias sobre la comodidad de estos colchones.

La mayoría de los huéspedes de un hotel cree que una cama cómoda es la característica “más importante” en una habitación. Sin embargo, no siempre los mejores hoteles tienen las camas más cómodas, o humildes establecimientos a pie de carretera cuentan con las peores. Un estudio desmitifica tres creencias sobre la comodidad de estos colchones.

1. Debido a que las camas de hotel son productos súper ‘premium’, siempre se dormirá mejor en ellas. No todos tienen esta categoría y las personas no necesariamente duermen mejor en ellos, asegura Born2invest basándose en estudios de las plataformas Mattressadvisor.com y Mattress.com.

2. Los colchones de los hoteles son tan sorprendentes que los huéspedes deben comprarlos para sus propias habitaciones. “Realmente no. Sería más exacto decir que están comercializados tan asombrosamente que la gente los compra”, indica la citada publicación.

3. Los colchones de los hoteles son exclusivos y están hechos especialmente para el hotel, por lo que son tan buenos. No siempre. Muchos son bastante genéricos y promedio. De hecho, las famosas camas de los hoteles Marriott son fabricadas por las mismas personas que suministran colchones a otros hoteles, según el estudio de Mattress.com.

Las opiniones de los viajeros contrastan en lo que tiene que ver con la comodidad de las camas donde se han alojado. Así, algunos echan por tierra los colchones de los hoteles más prestigiosos, mientras que otros alaban los de establecimientos como moteles de carretera o viviendas Airbnb.