Sunday, 23 - September - 2018 18:11 h.

El Tiempo

A Marruecos le falta infraestructura para competir con España

Marruecos es sin duda el destino del norte de África que menos ha sufrido la inestabilidad de la ‘primavera árabe’. Pero la competencia que puede hacer al destino español en ‘sol y playa’ es muy limitada.

Marruecos es sin duda el destino del norte de África que menos ha sufrido la inestabilidad de la ‘primavera árabe’. Pero la competencia que puede hacer al destino español en ‘sol y playa’ es muy limitada. Por un lado, su fuerte no es la oferta de ‘sol y playa’, sino la cultural, de naturaleza y aventura y, por otro lado, su infraestructura hotelera “es muy escasa”, según lamentan dos de los turoperadores españoles que trabajan con el destino. Cabe destacar que el mercado emisor español es el segundo en volumen de turistas a Marruecos, tras el francés. Es parte del análisis del tema de portada de la revista HOSTELTUR de abril.

No obstante, Marruecos está apostando a futuro por incrementar su oferta de ‘sol y playa’. El destino estrella de este segmento es, con diferencia, Agadir, situado en el Atlántico. Concentra el 16% de la oferta hotelera total del país, un porcentaje que supera la mitad en el total del ‘sol y playa’.

En este sentido, tanto fuentes de Turismo de Marruecos como de los mercados emisores, destacan por la zona mediterránea de Saidia, que si bien sólo cuenta con 8.500 plazas hoteleras, es la apuesta de futuro del destino.

Pero ese objetivo queda todavía lejos y requería del esfuerzo de la administración marroquí para convencer a las cadenas hoteleras europeas, especialmente a las españolas, para que apuesten por construir y ampliar la capacidad.

En este sentido, el CEO de Luxotour, Antonio Guerra, hace referencia a la “poca capacidad hotelera en las zonas costeras” como una de las debilidades del destino marroquí. Algo en lo que coinciden en TUI Spain: “La infraestructura hotelera es escasa y, aunque hay hoteles de calidad, son insuficientes. En los últimos años no ha habido grandes novedades ni actualizaciones importantes. Solamente se han llevado a cabo las renovaciones necesarias para mantener los hoteles en condiciones básicas”, asegura Ana Siverio, directora de Media Distancia del turoperador.

No obstante, el CEO de Luxotour, añade que en los últimos años se aprecia “un aumento de capacidad hotelera, sobre todo por parte de cadenas españolas como Meliá, Iberostar o Be Live, que potencian su presencia apostando por el destino a futuro”.

En cuanto a las fortalezas, además de la mayor seguridad respecto a sus vecinos y competidores árabes, los turoperadores destacan para los mercados emisores europeos el factor de la moneda, ya que las fluctuaciones del dólar favorecen al euro, y el dírham se mueve al compás de la moneda norteamericana.

 

Repunte en 2017

En cuanto a las cifras del destino marroquí, en 2017 registró la llegada de 11,3 millones de turistas, lo que supone un aumento del 10% sobre el año anterior. En este sentido, Luxotour destaca que sus ventas crecieron un 12% el pasado año y espera crecer otro 14% este 2018. Guerra se refiere a la evolución anterior del destino, y apunta la bajada que sufrió en 2015, como efecto contagio de los atentados en Túnez, “uno de ellos claramente contra el turismo de playa”. Una bajado que continuó en 2016.

 El Mazagan Beach Resort, en El Jadida.

Por su parte, TUI Spain no cuantifica el crecimiento en 2017, aunque lo califica de “gran aumento”, y aventura que “la previsión para este 2018 es duplicar las cifras del año pasado”.

Mientras que las fuentes oficiales de la Administración marroquí señalan que la previsión para este 2018 es llegar a 11,75 millones de turistas, y que, a medio plazo, esperan alcanzar los 13,4 millones en 2020, según indica Mohamed Sofi, director de la Oficina Nacional Marroquí de Turismo para España.

Cabe mencionar el gran crecimiento que ha experimentado Marruecos en los últimos 12 años, pasando de los 5,8 millones de turistas en 2005 a los mencionados 11,35 en 2017. El pasado año todos sus principales mercados emisores crecieron: Francia (1,6 millones de turistas) creció el 11%, España (710.000) aumentó sus viajes el 15%, Reino Unido (490.000) el 6%, y el mayor aumento lo generó Alemania (330.000) que creció el 27% como efecto de la caída de Turquía.

No obstante, este repunte de 2017 se produce después de tres años (2014, 15 y 16) de estancamiento. Un comportamiento que tiene su paralelismo en la evolución de la oferta hotelera. Mientras que en 2016 aumentó un 5% en el total del país, en lo referido a los destinos de ‘sol y playa’ apenas creció el 2% en los últimos años.

En cuanto al primer mercado emisor de Marruecos, en 2017 el número de viajes vendidos por las agencias francesas creció el 18% y se situó como el sexto destino, por detrás de España, Grecia, Italia, Túnez y Portugal, según SNAV.