Tuesday, 19 - June - 2018 05:12 h.

El Tiempo

El turismo en Cataluña pierde turistas y pernoctaciones

Los hoteleros catalanes registraron una menor cantidad de turistas y pernoctaciones en sus hoteles durante los pasados meses de marzo y abril, señalando un descenso del 2,9% en número de viajeros y del 5% en estancias, según las estadísticas del INE, el Instituto Nacional de Estadística.

Los hoteleros catalanes registraron una menor cantidad de turistas y pernoctaciones en sus hoteles durante los pasados meses de marzo y abril, señalando un descenso del 2,9% en número de viajeros y del 5% en estancias, según las estadísticas del INE, el Instituto Nacional de Estadística.

Así, este período de marzo a abril permite comparaciones para ampliar el espectro y contrarrestar el efecto de la Semana Santa, ya que el año pasado cayó en abril y este año en marzo.

Varios factores, como la incertidumbre política o el impacto de los ataques terroristas islámicos de Barcelona y Cambrils obstaculizaron la recuperación del sector turístico, especialmente afectado por el referéndum secesionista ilegal del pasado 1 de octubre. 

Con todo, a pesar de los precios rebajados con una tarifa media más baja en la Semana Santa de este año, de 89,01 euros por habitación, en comparación con los 90,93 euros de 2017, el número de visitantes disminuyó y las caídas fueron mayores entre los viajeros llegados del resto de España.

Teniendo en cuenta los datos de los viajeros, 3.063.486 personas se alojaron en hoteles catalanes, lo que representa hasta 90.738 menos turistas que el año anterior.

El número de turistas nacionales se redujo en 52.868 personas, con una disminución del 4,2%.

Entre los extranjeros, la caída es de alrededor del 2%, disminuyendo a 1,85 millones de personas, lo que significa que unos 38.000 viajeros que no pasaron por los hoteles. 

En cuanto a las pernoctaciones en hoteles, se registraron 7,6 millones de estancias en los citados dos meses. Esa cantidad representa una caída del 5% en comparación con las cifras del año pasado, alrededor de 400,000 estancias menos.