Lunes, 19 - Noviembre - 2018 14:54 h.

El Tiempo

Turquía, el gran rival de España este verano

El país euroasiático cuenta con una enorme capacidad de plazas y hoteles ultra todo incluido. 

Turquía fue el país estrella durante la pasada edición de la ITB. Su incuestionable recuperación turística estaba en boca de todos, especialmente de los hoteleros españoles, muchos de los cuales han ampliado el early booking y comenzado a hacer ofertas para paliar los efectos de esta vuelta de la competencia, tal como recoge el tema de portada de la revista HOSTELTUR de abril que puede descargarse en este enlace.

En 2016 Turquía sufrió un drástico descenso del número de turistas extranjeros que visitaban el país -25 millones frente a los 34 de 2014-, como consecuencia de los ataques terroristas sufridos ese año y el anterior, el intento fallido de golpe de Estado y las tensiones diplomáticas con Alemania. Ahora, tras su particular travesía por el desierto, el destino vuelve a resurgir con fuerza aunque aún está lejos de las cifras pre crisis y con ello pone en apuros a los hoteleros españoles, principalmente a los de Canarias y Baleares si bien fuentes del sector aseguran que los más perjudicados serán los de las costas españolas.

El país euroasiático cuenta con 1,13 millones de plazas hoteleras, la mayoría en zonas vacacionales -cerca de 750.000-, ubicadas en amplios resorts. Para este verano las reservas han crecido un 67% mientras que los precios han subido un 4%, según las cifras proporcionadas por GfK en la ITB. El resurgimiento se explica en parte porque ha mejorado la percepción de seguridad que ofrece ahora Turquía, que ha desaparecido de las portadas de los diarios en mercados emisores como el alemán. A ello hay que sumarle la gran relación calidad-precio y el apoyo institucional en forma de subvenciones por pasajero y vuelo.

 

Turquía, el gran rival de España este verano

“Turquía está ganando terreno porque por el mismo precio que en España o un poco menos, se obtiene mucho más”, explica el consultor hotelero Antonio Garzón. Y es que el ultra todo incluído de los hoteles turcos “resulta muy atractivo para las familias porque incluye algunos factores casi irreproducibles o difíciles que se den juntos como son la ubicación -primera línea de playa-, las dimensiones de los resorts con recintos de hasta 300.000 metros cuadrados, de cuatro a ocho restaurantes temáticos por establecimiento, y todo ello con un servicio de 24 horas”.

Respecto a los precios, Garzón señala que “no es del todo correcto decir que son bajos en Turquía porque los costes laborales son menores que en España. El coste laboral es un tercio del español pero los ratios de personal son el doble o triple que en nuestro país, con lo que casi se igualan los costes laborales”, apunta.

Las previsiones del Ministerio de Cultura y Turismo turco apuntan a que este año el país recibirá 38 millones de turistas, seis millones más que en 2017, con lo que superará el récord de 34 millones de visitantes logrado en 2014. De ellos, más de cinco millones procederán de Alemania, según avanzó el ministro del ramo, Numan Kurtulmuş, muy cerca de la cota máxima de 5,6 millones registrada hace tres años.